Rafael Ortega Basagoiti

Deprimente e irritante

Si mi entrada de ayer tenía tintes un poco tristes, la de hoy, además de imprevista, es definitivamente deprimente. Me desayuné con la noticia que recogían todos los medios (al final de este escrito tienen los enlaces correspondientes). En todos los casos, con la fuente de Associated Press. La noticia: nueve mujeres acusan a Plácido Domingo de acoso sexual en sus interacciones con ellas hace años.

Si ayer, como en otras ocasiones, critiqué con dureza el ascenso de James Rhodes al olimpo de los pianistas con el trampolín bien triste de la historia trágica de los abusos sufridos en su infancia, a falta de fundamentos artísticos, hoy no puedo dejar de expresar mi profunda tristeza ante esta noticia. No tengo datos suficientes como para pronunciarme sobre la culpabilidad o inocencia del admirado tenor. Tampoco soy quien para hacerlo. De hecho, nadie que no sean los jueces debería hacerlo. Creo honestamente que el mundo de las denuncias anónimas se ha desmadrado. No ya por lo del anonimato, que es perfectamente lógico, sino porque demasiado a menudo tras el anonimato la debilidad (o ausencia) de las pruebas es patente. Pero el anonimato no evita, más bien casi fomenta, la tormenta mediática desatada, que causa daños inmediatos, graves y a menudo difícilmente reversibles sobre el personaje denunciado. Hace muchos meses, con motivo de otro caso, comenté que el asunto ya le había costado la vida a alguno. El marido de la mezzo-soprano sueca Anne Sofie von Otter, por ejemplo, denunciado sin que nada pudiera demostrarse, acabó suicidándose, incapaz de digerir la que se le vino encima. Este asunto del acoso sexual es muy grave y, si se prueba, debe saldarse con la pena que marque la ley de manera contundente, y con las repercusiones profesionales que deban producirse. Pero uno no deja de hacerse la pregunta: ¿por qué estas denunciantes se dirigen a la Associated Press y no a los jueces? Los norteamericanos a la mínima sacan los pleitos a pasear. ¿No es un poco raro que en este caso sean los medios los que airean el asunto? El lenguaje empleado en las noticias, según pueden comprobar ustedes en los enlaces adjuntos, es realmente difícil de digerir. Se habla de “un secreto a voces” según “han declarado varios miembros del mundo de la ópera”. Peor aún es la afirmación de “Ninguna de las mujeres podía mostrar pruebas, como mensajes telefónicos, pero Associated Press habló con muchos colegas y amigos en quienes confiaban”. Con todo respeto, ¿qué clase de rigor es este? El tenor ha emitido un comunicado (también adjunto el enlace al final del artículo) en el que considera inexactas las acusaciones, y en el que recuerda que los estándares por los que hoy día se juzgan algunos comportamientos son bien distintos de los que se empleaban hace 30 años. Para algunos, esto es un reconocimiento implícito de que algo hubo. Yo no sé si me atrevería a tanto, porque que los estándares de “corrección” han cambiado, y de qué manera, es una verdad catedralicia. Ya lo dije en una ocasión, y lo reitero: este es un tema muy grave, y es más que justo que el que la hace, la pague. Pero puestos a ser justos, seámoslo del todo. Alguien tiene que frenar esta diarrea de noticias a base de afirmaciones que tienen, lo siento, un tufillo de ventilador de sucia ambigüedad que despierta, al menos en el que suscribe, un cierto escepticismo, y eso pese a que el comunicado del tenor, que por su tono imagino bien filtrado de extrema cautela por sus abogados, no invita al optimismo. Otro episodio triste, y veremos cómo acaba. Hay quien ya anticipa (Casimiro García Abadillo en El Independiente) que esto es el fin de la carrera de Domingo porque en el clima de dictadura de lo políticamente correcto será difícil que quieran contratarle independientemente de las pruebas que existan contra él. Espero que el director de El Independiente no tenga razón y que la cordura se imponga. Porque lo que sugiere es muy grave, aunque desgraciadamente podría muy bien ser cierto. Por el momento, el Festival de Salzburgo, con la cabeza fría, se ha inclinado por la presunción de inocencia y mantiene las actuaciones del tenor para finales de este mes. Espero que todo se aclare y que se haga justicia. Y si nada logra fundamentarse, quienes han denunciado de esta manera deberían tener una sanción ejemplar, sobre todo para que el siguiente en tirar la piedra sin fundamento se lo piense dos veces. Definitivamente deprimente, sí. E irritante. Muy irritante.

El País: https://elpais.com/sociedad/2019/08/13/actualidad/1565677762_858224.html

El Mundo: https://www.elmundo.es/cultura/musica/2019/08/13/5d525c53fc6c83742d8b4620.html

El Mundo: el rastro imposible de Patricia Wulf https://www.elmundo.es/cultura/musica/2019/08/13/5d52a817fdddff46848b465a.html

El Mundo: estas son todas las acusaciones https://www.elmundo.es/cultura/musica/2019/08/13/5d52954dfc6c83476c8b4619.html

El Mundo: Pilar Jurado, presidenta de la SGAE, sobre Plácido Domingo https://www.elmundo.es/cultura/musica/2019/08/13/5d528e12fdddff9f288b45c0.html?intcmp=MNOT23801&s_kw=3

La Razón: https://www.larazon.es/cultura/placido-domingo-acusado-de-acoso-sexual-CF24563753

El Confidencial: Salzburgo no cancela las actuaciones de Domingo https://www.elconfidencial.com/cultura/2019-08-13/placido-domingo-acoso-sexual-opera-cultura_2176027/

El Confidencial: Comunicado de Plácido Domingo https://www.elconfidencial.com/cultura/2019-08-13/placido-domingo-acoso-sexual-cantantes-ap-opera_2175591/

Scherzo: https://scherzo.es/nueve-mujeres-aseguran-haber-sido-victimas-de-acoso-sexual-por-parte-de-placido-domingo/

El Independiente: https://www.elindependiente.com/opinion/2019/08/13/el-caso-placido-domingo-o-cuando-carmen-calvo-llamo-heroe-popular-a-el-fary/

 

 

 

 

Dislike
Compartir

3 thoughts on “Deprimente e irritante

  1. Querido Rafael, totalmente de acuerdo de pe a pa.. he dicho ya algunas cosas en los comentarios que ya hay en redes pero añado algo, la Sinfónica de Filadelfia ha anulado el contrato que tenía con él para dirigirla.. ya empezamos con la caza de brujas. No se puede juzgar con los ojos de hoy el comportamiento de hace 30 años sobre todo si no hubo violencia o coacción posterior de cara al trabajo. Y eso hay que demostrarlo. Punto. Esto es muy peligroso. Gracias por coger el toro por los cuernos y hablar claramente del tema.

    1. Querida Ana, gracias a ti por tu apoyo y comprensión. Uno siempre tiene miedo de que por decir al pan pan en estos tiempos de la dictadura de lo políticamente correcto y el pensamiento único le caiga la del pulpo. Y los norteamericanos, lo siento, son muy proclives a que, a la mínima ya ponen el veto haya o no fundamento. Eso en los tiempos de la guerra fría se llamaba macartismo. La caza de brujas, como dices tú. Muchos, Bernstein entre otros, la padecieron. Y Bernstein hoy, bisexual declarado, que besaba todo lo que se ponía cerca (y por lo que pude ver más por efusión cariñosa que por otra razón) estaría hoy, supongo, condenado, vilipendiado y posiblemente entre rejas… para pensar sobre el asunto.

  2. En casa nos hemos acordado de algo personal y familiar.. un miembro de la familia tuvo cuando tenía 18 años una relación de noviazgo durante unos meses con una chica de 16.. si en vez de ser en España hubiera sido en EEUU, él habría entrado en el registro de delincuentes sexuales, su vida a partir de ahí se habría visto hundida, ni universidad ni trabajos públicos ni nada y todo porque él era «mayor de edad».. y ella no. A ver.. yo he sufrido algunas de estas cosas que se denuncian y en esos años era impensable denunciar nada, como poco te trataban de loca y mucho menos contra alguien que tuviera poder… pero la realidad es que, o te comportabas de una forma lista y hábil o podías caer en manos de alguien que quisiera aprovecharse de su cargo o fama.. era una cuestión de supervivencia y creo que yo en eso fui hábil.. también conté en su momento mi especial relación en un momento de vulnerabilidad y con 20 años con una persona que me ayudó y que fue como un padre: José Mª. Iñigo.. y como él había muchos hombres, seguramente infinitamente más que los que trataban de abusar o aprovecharse. El hecho, como bien dices, de que hayan ido a una agencia.. ¡a una agencia!.. y de que esa agencia haya dado credibilidad y haya publicado la noticia a bombo y platillo por todo el mundo, hace que con los ojos de ahora se vean las cosas de una forma en que no se veían hace 30 años. Me temo que vamos a ver «caer al árbol» y va a sufrir mucho mucho. No puedo juzgar y por eso mismo es que me duele lo que pasa en las redes. Ya le han juzgado y condenado. Se sabían algunas cosas sobre él, actualmente eso es delito… ahora bien.. ¿y todas las jovencitas y jovencitos que se aprovechaban de los famosos para medrar y que muchos lo han conseguido y hoy soy famosos a su vez?..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.