Rafael Ortega Basagoiti

El poder de la música

El 22 de noviembre es el día de Sta. Cecilia, patrona de los músicos. Si el año pasado les propuse una dieta con dos de las grandes odas del barroco, debidas a Purcell y Handel, más una misa con el mismo título de Joseph Haydn, hoy creo oportuno volver al autor de El Mesías con otra de sus obras corales que también tiene como trasfondo este día, aunque no de forma explícita en su título.

En efecto, Alexander’s Feast HWV 75 es una oda compuesta por Georg Frideric Handel en enero de 1736 sobre un texto de Newburgh Hamilton, que a su vez adaptó el texto de la oda de John Dryden titulada Alexander’s Feast or the Power of music (1697). Como era su costumbre, escribió a velocidad de vértigo, y la partitura, que no es ópera ni oratorio (aunque se diría más cercana a este género), se estrenaba con gran éxito en el Covent Garden londinense en febrero de ese mismo año, ante una audiencia en la que, según comenta Christopher Hogwood en su excelente libro sobre Handel, había al menos 1300 personas.

Este primer acercamiento de Handel a los grandes poetas y libretistas ingleses (Winton Dean no incluye a Acis y Galatea como algo significativo en este aspecto) difícilmente pudo ser más afortunado. El texto, sobre un banquete celebrado por Alejandro Magno y su amante Thaïs en la ciudad persa capturada de Persépolis, termina rindiendo homenaje a Cecilia y al poder de la música, y la partitura constituye otra demostración del inmenso talento melódico y dramático de Handel, el que le llevaría al éxito tanto en el terreno operístico (incluso con libretos a menudo infumables) como en el del oratorio.

En este año de calamidades, bueno es que volvamos a Santa Cecilia y al poder de la música, de la mano de esta bellísima partitura de Handel.

Les dejo un enlace a la versión que se grabó en la hermosa abadía benedictina austríaca de Melk el año 2001. Los solistas son Dorothea Röschmann, soprano, Michael Schade, tenor, y Gerald Finley, barítono. Coro Arnold Schönberg y Concentus Musicus de Viena, bajo la dirección de su fundador, Nikolaus Harnoncourt. Que la disfruten y, pese a la que está cayendo, ¡Feliz día de Sta. Cecilia!

https://www.youtube.com/watch?v=Hu_l7mpKgfQ

 

Dislike
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.