Rafael Ortega Basagoiti

No puedo, no puedo…

Debo confesar que el extremismo de mojigatería y estupidez al que nos está llevando la dictadura de la corrección política es algo que ya literalmente no solo me supera, sino que directamente me provoca irrefrenables ataques de emesis. Vamos, que vomito. Y eso que a mí me cuesta un montón vomitar. Me pongo malísimo y no encuentro deleite alguno en eso de arrojar. Me parece algo de muy mal gusto.


Continuar leyendo…

Poco a poco de nuevo viviente

El último periodo vital de muchos grandes compositores se encuentra a menudo impregnado de problemas de salud y ánimo. Hay, en bastantes casos, una alternancia contrastante entre la tristeza, la interrogación, la resignación y hasta la encendida rebeldía, una suerte de tempestuoso levantamiento de un espíritu que se niega a aceptar un final que se […]

Leer más…

Card image cap

Hacia una prudente andadura

Superados los dos meses desde que en España se decretó el estado de alarma (en algunos otros países se reaccionó con más diligencia) y, con él, la suspensión de la actividad musical, el mundo ha quedado sin conciertos y óperas, y miles de músicos han quedado sin trabajo y con un panorama en el futuro […]

Leer más…

Card image cap

El Concierto de Año Nuevo – epílogo reflexivo (con algún sarcasmo)

Me entristece un tanto (y no es que tenga mucho mérito, bastaba ver los antecedentes, como comenté en el artículo previo al concierto que escribí para Scherzo: https://scherzo.es/prosit-neujahr-calentando-motores-para-el-concierto-de-ano-nuevo-en-viena/) haber acertado en mi vaticinio, en el sentido de que se iban a escribir bastantes tonterías en relación con el concierto vienés de año nuevo. […]

Leer más…