Rafael Ortega Basagoiti

Sinónimo de lucro, con ánimos dañinos

Hace mucho que no hablamos en este blog del señor Sinónimo, distinguido presidente de la fundación excrementia, ay perdón, Excelentia, que es, ya saben, una fundación sinónimo, vaya por Dios, sin ánimo, qué día llevo, de lucro, hacedor de orquestas de guapas señoritas, fabricante de bolos a precio de oro y prototipo de la falta de escrúpulos y la faz pétrea, antes cara dura. El señor Sinónimo montó, el 21 de abril, en su selecto Club Monteverdi de la Calle Almagro, un concierto con el conocido violonchelista francés Gautier Capuçon, que metió de rondón a un joven pianista, también francés, ganador del concurso que la fundación de Capuçon organiza. El concierto se celebró a las 14:00 y las entradas eran caritas, del orden de 70-80€.


Continuar leyendo…

Poco a poco de nuevo viviente

El último periodo vital de muchos grandes compositores se encuentra a menudo impregnado de problemas de salud y ánimo. Hay, en bastantes casos, una alternancia contrastante entre la tristeza, la interrogación, la resignación y hasta la encendida rebeldía, una suerte de tempestuoso levantamiento de un espíritu que se niega a aceptar un final que se […]

Leer más…

Card image cap

Hacia una prudente andadura

Superados los dos meses desde que en España se decretó el estado de alarma (en algunos otros países se reaccionó con más diligencia) y, con él, la suspensión de la actividad musical, el mundo ha quedado sin conciertos y óperas, y miles de músicos han quedado sin trabajo y con un panorama en el futuro […]

Leer más…

Card image cap

Del desconcierto de hoy al concierto del mañana

Me refería hace unos días en mi último artículo para Scherzo (https://scherzo.es/blog/cuando-todo-esto-pase/ ) a la perversa combinación de incertidumbres e impotencias, aderezados con dilemas indeseables, que la pandemia está planteando para la humanidad. Y ayer mismo colgué en mi muro de facebook un par de artículos: uno que explicaba de manera bastante didáctica y rigurosa […]

Leer más…