Rafael Ortega Basagoiti

Desde Berlín y Viena

Berlín. Philharmonie. 31-XII-2020. Concierto de San Silvestre de la Orquesta Filarmónica de Berlín. Director: Kirill Petrenko. Solista: Pablo Sáinz-Villegas, guitarra.

Se despedía el horrendo (tal como acertadamente lo describió Riccardo Muti hoy durante su discurso vienés en el concierto de año nuevo, enlace a mi reseña al final de esta crónica berlinesa) 2020 con el tradicional Concierto de San Silvestre en Berlín. Como su “hermano” vienés, la cosa este año era rara. La Philharmonie permanecía vacía.

Como preludio (habitual por lo demás en los conciertos de la Berliner, no solo en este), la viola Julia Gartemann entrevistó al director, Kirill Petrenko. Lamentó este la cancelación de muchos proyectos, entre ellos el Fidelio de Beethoven (que, casualidades de la vida, también había planificado la OCNE y tuvo igualmente que cancelarse). Pero al hilo de esa mención, explicó el director ruso la razón de focalizar el programa (la obertura beethoveniana nos cuenta lo más importante de la ópera, que al fin y al cabo está basada en España) en España y Latinoamérica: “pensé que era apropiado recordar a la gente que tanto ha sufrido este año especialmente en España y Latinoamérica”. Recordó Petrenko que lo más importante es mantenerse sanos y aprovechó para recordar lo esencial de respetar las reglas. Aunque quiere recuperar al público lo antes posible, entiende que ahora deben ser pacientes. La conjunción de pruebas continuas a los músicos con un sistema nuevo de renovación de aire en la Philharmonie es lo que permite a los músicos tocar sin distancia.

Ya metidos en materia, la Leonora III respondió a lo que Petrenko nos tiene acostumbrados en Beethoven: enormes contrastes, atmósfera incandescente, sabia construcción de clima dramático y tremenda, emocionante y arrolladora coda final, aunque siempre ejecutada con la perfección marca de la casa. Aunque el ruso le tenga aprecio a esa música, me da que el mundo de Falla no es el más afín a su estilo. La Introducción y Danza ritual del fuego de El amor brujo sonaron, faltaría más, perfectos, pero uno esperaría un punto de sensualidad más arrebatada en la danza, porque hasta el vibrante final pareció demasiado controlado.

El archiconocido pero muy apreciado Concierto de Aranjuez mantenía el sabor español, con el atractivo añadido de contar para ello con Pablo Sáinz-Villegas. Lució el riojano un bellísimo sonido, rico en colorido y puesto al servicio de una versión llena de encanto lírico, emotividad y acertado matiz. Exquisito todo el movimiento lento, en el que brilló el precioso solo del solista de corno inglés, Dominik Wollenweber. El famoso Romance anónimo fue ofrecido esta vez en la no tan habitual versión con acompañamiento orquestal, a un tempo inusualmente lento.

Salto a Latinoamérica con la cuarta de las Bachianas Brasileiras de Heitor Villa-Lobos. Lució la cuerda berlinesa en el nostálgico primer tiempo, y la orquesta entera en el luminoso y alegre tiempo final, para redondear una versión que, en lo que a Petrenko se refiere, fue probablemente la más redonda del repertorio hispanoamericano ofrecido.

Más contenido español en el colorista Capricho Español de Rimski-Korsakov, que sonó como debía: Festivo, luminoso, animado. Sensacional el solo del incombustible concertino Daniel Stabrawa, pero también magistrales los correspondientes de Stefan Dohr (trompa), Wenzel Fuchs (clarinete) y el antes citado Dominik Wollenweber. Quizá no fuera la más idiomática de las versiones, pero Petrenko siempre transmite energía en lo que hace, y esta la tuvo, también en el vibrante y exaltado final.

El concierto se cerró de manera jubilosa y sonriente con la Folk feast, tercero de los números de la hermosa suite The Gadfly, de Shostakovich, donde se lució la madera berlinesa.

Un concierto de ameno programa, estupendo solista español y servido por esta maravillosa orquesta siempre es una buena manera de despedir el año. Sobre todo un año espantoso como el 2020.

Hoy hemos amanecido con el tradicional concierto vienés de año nuevo. Y aquí les dejo mi reseña de ese emocionante Concierto, recién publicada en Scherzo:

https://scherzo.es/viena-mision-trascendental-la-esperanza/

Dislike
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.