Rafael Ortega Basagoiti

El letón Andris Nelsons

Nos ha visitado hace muy poco el letón Andris Nelsons, que cumplirá 40 años en este 2018 (o sea joven para un director) y que acaba de estrenar, tras asumir la titularidad de la Sinfónica de Boston, el mismo puesto en la decana de las orquestas mundiales, la Gewandhaus de Leipzig, que cumple también este año 275 de su fundación (ahí es nada: una orquesta fundada en los tiempos de Bach, que fue dirigida, entre otros, por Mendelssohn, y que ha estrenado a nivel mundial obras clave de la historia como el Emperador de Beethoven o el Concierto para violín  y el Requiem Alemán de Brahms). Nelsons, discípulo sobresaliente de quien para el que firma es el mejor director de orquesta vivo, Mariss Jansons, es muy probablemente el director más talentoso de su generación, por mucho que el marketing progresista se empeñe en vender que lo es Dudamel, a quien, en mi opinión, le falta un largo trecho para alcanzar el nivel que ahora mismo muestra Nelsons. Lo ha demostrado aquí con versiones simplemente esplendorosas de la Cuarta de Brahms y la Patética de Chaikowski. Las cuatro Sinfonías del primero de ellos las ha grabado con la Sinfónica de Boston y para mí serían un más que flamante “disco del mes” (Deutsche Grammophon). Las Sinfonías nº 4 a 6 de Chaikowski las grabó también, al frente de la City of Birmingham Symphony Orchestra, que dirigía con anterioridad (sello Orfeo). Para que puedan paladear un poco lo que pueden disfrutar de este director, aquí les dejo un enlace de youtube a un fragmento de la electrizante Cuarta de Brahms al frente nada menos que de la Filarmónica de Berlín, disponible en esa joya que han diseñado los berlineses llamada Digital Concert Hall.

Enlace: https://www.youtube.com/watch?v=SwC64BT5J4A

Dislike
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.