Rafael Ortega Basagoiti

¡Bravo, Desierto!

El mundo de las orquestas bien podría llamarse “el mundo de los líos”, porque hay que ver las que a menudo tienen liadas. Apunté en la primera entrada de ¿Qué hay de nuevo, viejo? que las aguas bajaban revueltas en la ONE. Parece que la marejada sigue. Uno de los concertinos acaba de emigrar, y no se por qué no me llamaría la atención que el otro, de incorporación reciente y según lo escuchado, magníficas prestaciones, siguiera sus pasos en breve. A eso hay que añadir las audiciones convocadas para una plaza de solista de violines segundos a las que se han admitido 83 candidatos. Veremos cómo discurre el asunto, porque lo que es el tema de las audiciones para orquestas resulta últimamente como una película de los hermanos Marx. De hecho, hay un candidato, de nombre Desierto, que está que se sale. Desierto debe tocar que te mueres, porque últimamente le da por presentarse a muchas audiciones y lo peta, oye. Está pluriempleado. Hay que averiguar con quién y cómo ha estudiado Desierto porque los demás están haciendo el primo, me temo. Así, hace unos meses, la Filarmónica de Gran Canaria, que también pasó hace algún tiempo por conflictos laborales, convocó audiciones para dos plazas de violín tutti, una de concertino y otra de solista de violines primeros, a las que se presentaron, en total más de 50 candidatos. Adivinen quién ganó. Sí, ese mismo: Desierto. Las cuatro. No solo está pluriempleado el bueno de Desierto, es que además es ubicuo e insaciable. Lo suyo es un no parar, pero de verdad, no como lo de De Gea en Rusia. Otro tanto ha ocurrido en más orquestas españolas y en alguna extranjera. Qué quieren que les diga. A mí, con el nivel que hoy día tienen los músicos (españoles y extranjeros, que de esto también comentaré en otra ocasión) me resulta más que muy difícil creer que entre decenas y decenas de candidatos nadie tiene el nivel para ocupar una plaza. Cuando Desierto gana de manera repetida plazas incluso casi sin ir más allá de la primera ronda en las audiciones, es que la cosa, me perdonarán la maldad, tiene un tufillo bastante obvio a decisión tomada de antemano, eso que se lleva tanto ahora de la prevaricación. Lo de la Filarmónica de Gran Canaria adquirió caracteres ya de cierto cachondeo cuando los candidatos descartados empezaron días después a recibir por correo electrónico un agradecimiento a su participación en las pruebas que incluía una sorprendente disposición a contar con ellos “como refuerzo”. Pero como no hay dos sin tres, el remate vino cuando en ese mismo correo se invitaba a los eliminados que eran invitados como refuerzo a dar su opinión (evidentemente no anónima), sobre las pruebas. En fin, como sé que te gusta el arroz con leche por debajo de la puerta te va un ladrillo. Y tan contentos, oye. ¿En qué quedamos? O valen, o no valen, pero eliminar a todos y a continuación decirles que estarán encantados de contar con ellos como refuerzo suena a cachondeo. Vino después una orquesta de nueva creación en la Comunidad Valenciana, en concreto en Alicante. Convocó audiciones, y descartó, antes de las audiciones, a una cantidad no despreciable de candidatos con argumentos bastante dudosos. Por ejemplo, candidatos con experiencia en orquestas nacionales de primera fila, quedaron descartados, mientras otros, sin ninguna experiencia, eran admitidos. ¿A qué apunta la cosa? Pues sí, a eso que ustedes están pensando ahora mismo. Como no hay boda sin la tía Juana, ahora acaba de asomar otro lío en la Sinfónica de Tenerife, recogido con detalle en algunos excelentes reportajes de Codalario (https://www.codalario.com/sinfonica-de-tenerife/noticias/tension-en-la-sinfonica-de-tenerife-dimite-el-comite-de-empresa-y-ponen-en-duda-el-trabajo-del-gerente–miguel-angel-parera–que-achaca-los-problemas-a-unos-pocos-musicos-en-la-ost-no-tenemos-nada-que_7137_3_21742_0_1_in.html). El trasfondo es el nombramiento de Antonio Méndez como director principal, según se dice, por decisión del Cabildo y del Director Técnico de la orquesta, Miguel Ángel Parera, y en contra de la voluntad mayoritaria de la orquesta. A raíz de eso, han empezado a salir algunas otras cuestiones, digamos, algo borrosas, como la intervención del citado en contrataciones de concertinos o en la selección de algún solista. Entretanto, Desierto sigue luciendo una capacidad verdaderamente divina, y los jóvenes músicos que se estrellan contra tamaño despliegue están valorando seriamente derivar hacia una carrera como Inspector de Hacienda, que creo que se va a llevar bastante. O tal vez como políticos, que esa es la que asegura un futuro esplendoroso.

Dislike
Compartir

4 thoughts on “¡Bravo, Desierto!

  1. Hola, respecto al comentario que usted hace sobre que en los procesos previos de selección para la Orquesta de Alicante pasó el mismo gente sin experiencia previa, ¿ tiene algún dato fehaciente o se lo han contado ? Porque aunque Desierto sigue campando a sus anchas, Don Envidias es el rey del mundo musical.

    1. Gracias por su comentario. En breve, le diré: 1) Obviamente me han contado, puesto que yo no aspiro a plaza alguna en esa orquesta ni en ninguna, así que mal podría enterarme de otra forma. 2) Además de contarme, me han aportado documentación, por ejemplo, la respuesta estandarizada de la orquesta a las reclamaciones escritas de varios aspirantes descartados, en las que se remiten a las bases,,, que obviamente no han cumplido, porque… y 3) Me consta que aspirantes con experiencias diversas en orquestas de primer nivel nacional han sido descartados (ojo, de realizar las audiciones, o sea, antes de escucharles) mientras otros que no tienen esa experiencia han sido admitidos a las pruebas. Naturalmente me podrá decir que pueden denunciarlo, pero eso implicaría a compañeros (incluso amigos) señalando a compañeros y hay que entender que eso puede ser delicado… y, qué quiere que le diga, hasta no merecer la pena. Lo que no impide que yo, como alguien no implicado, lo ponga de manifiesto como lo que es: una vergüenza. Don Envidias es el rey, no solo del mundo musical, sino de muchos otros, qué duda cabe. Pero no es ese el caso ahora. No sé en qué terminará la prueba, pero sí se que descartando gente con experiencia de primer nivel, ni ha empezado bien, ni tampoco huele bien.

  2. Coincido en parte de su análisis, sólo comentarle que los múscos seleccionados hasta la fecha tienen una preparación y unos currículums exquisitos. También tengo conocidos que o bien no han pasado el primer proceso selectivo o pasándolo, no han obtenido plaza, con experiencia y currículum para estar en cualquier orquesta de nivel; y sin desmerecer a los que han aprobado, siento mucho que no hayan tenido ni tan siquiera ocasión de haber podido tocar para demostrarlo. Y comentarios, pues puede tener los que quiera, a favor o no, yo los he escuchado de todos los colores. Tan sólo añadir que se han presentado alrededor de mil solicitudes, y el tribunal habrá tomado sus criterios selectivos para lo que pretender hacer que no es otra cosa que crear una orquesta nueva, y más en los tiempos que corren, y a lo mejor muchos de los aprobados darán un rendimiento mejor, que es lo que se busca, pienso yo.
    Por otra parte, le sugiero como tema para el blog hablar acerca de los procesos selectivos de orquestas nacionales, donde priman las familias de tal o cual profesor, y donde los procesos de selección no creo que sean ni mejor ni peor del que nos ocupa ( recordar que aunque son plazas laborales fijas no tienen nada que ver con los procesos selectivos de Función Pública )
    Un cordial saludo y enhorabuena por su blog

    1. Muchas gracias por su comentario y por su bienvenida al blog. Mi único matiz al respecto de lo que comenta es que rechazar antes de la audición a gente que toca de forma regular en orquestas de primera fila y cuyos curricula son aceptados para audiciones en orquestas de primera fila internacional suena, como mínimo, raro. No dudo de la bondad de los elegidos, pero, modestamente, sí de que todos sean mejores que algunos de los descartados. Y por eso decía que el comienzo no es el mejor, lo que no quita para que les desee, como a todas las orquestas, el mejor de los futuros. Respecto a las orquestas nacionales, qué le voy a decir. Ya he apuntado en otro apartado del blog la tormenta que se está liando en la ONE, y en este mismo artículo que comenta usted se menciona la próxima audición para solista de violines segundos, sobre la que digo que «ya veremos cómo termina». Tiene usted toda la razón en una cosa: los procesos de selección en esas orquestas, y en otras, son un desastre. Por eso en el artículo se habla de la ONE, y del lío en la Sinfónica de Tenerife y de las vergonzantes pruebas de hace unos meses en la Filarmónica de Gran Canaria. No puedo mencionar más casos, en algunos porque no tengo la suficiente información y en otros porque podría dejar al descubiertos mis fuentes y eso es algo que obviamente no haré. Pero le aseguro que habrá más madera sobre el particular. Sobre este y sobre otros. Porque, por ejemplo, ¿qué me dice del abrumador dominio extranjero en la cuerda de las orquestas españolas? Eche un vistazo, sin ir más lejos, a la plantilla de la Sinfónica de Madrid. Típica situación que hubiera sido explicable hace treinta años, pero ¿ahora? Lo dicho, seguiremos tratando estos temas y otros relacionados…

Responder a Rafael Ortega Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.