Rafael Ortega Basagoiti

Menú sinfónico privado para el año que viene

Se ha presentado hace unos días el programa de la temporada que supone el medio siglo de presencia de Ibermúsica en el panorama musical madrileño.El impulso del incombustible Aijón, que ahora cuenta con la nueva fuerza de Llorenc Caballero, hace que el mejor ciclo sinfónico de nuestro país pueda seguir siendo realidad y, contra viento y marea, celebrar nada menos que el medio siglo de existencia, que se dice pronto.

Veinticuatro conciertos, más algunos extraordinarios, en los que desfila buena parte de la flor y nata del firmamento artístico internacional. Abre el fuego la Filarmónica de Israel con Mehta (Pártos, Haydn, Berlioz), que más tarde vuelve a visitarnos con la Filarmónica de Viena y la excelente Janine Jansen (Concierto para violín de Brahms). Tenemos algunas orquestas distinguidas que ofrecen dos conciertos: Philharmonia con su titular, Salonen (Novena de Mahler y Séptima de Beethoven junto a la Suite de Lulú de Berg), Filarmónica Nacional de Rusia con la joven promesa española María Dueñas (Paganini), Filarmónica de Londres (Jurowski y dos distinguidas violinistas: Steinbacher y Benedetti, más una tercera visita nada menos que con la Novena de Mahler, que escucharemos por segunda vez en el ciclo de este año próximo) y, sobre todo, la Sinfónica de la Radio de Baviera con Mariss Jansons junto al pianista Igor Levit (Concierto nº 22 de Mozart y Segundo de Prokofiev), que ofrecerán platos del mayor interés como la Novena de Bruckner (que ha llevado al disco con magnífico resultado) o la Cuarta de Chaikowski. Cerrará la temporada la doble visita de la Sinfónica de Londres con Sir Simon Rattle, en dos programas muy atractivos: Concierto para orquesta y Castillo de Barbazul de Bartók, más Concierto para violín de Ligeti y Cuarta de Mahler. Atractivo el recital de Kavakos con Enrico Pace (aunque a esta hora el programa está por definir) y muy interesante el monográfico Beethoven por un Kissin que está en su mejor momento. Prometedora la visita de Suzuki con sus conjuntos japoneses para la Pasión según san Juan de Bach, nuevamente en los atriles, esperemos que con más fortuna que la exhibida por Christie en la misma obra este año. En ese mismo ámbito barroco se ofrecerán en diciembre cuatro de las cantatas que componen el Oratorio de Navidad del cantor, por la excelente B’rock Orchestra de Bélgica y el Chorwerk Ruhr, y, en concierto extraordinario ese mismo mes, El Mesías por Robert King y sus conjuntos, siempre una garantía en este repertorio. En otros conciertos extraordinarios tendremos a los Niños Cantores de Viena y un nuevo recital de Juan Diego Flórez. Temporada pues, de muy alto nivel, aunque el avance de la siguiente lo es casi incluso más: Filarmónica de Munich con Gergiev, Musica Aeterna con Currentzis, Royal Concertgebouw Orchestra con Järvi, Filarmónica Checa con Bychkov y, como visitante extraordinario, Filarmónica de Berlín con Petrenko. Encontrarán el programa completo aquí: http://www.ibermusica.es/doc/arxiu/4f60f2fbc9585baa4837fe6d7f30b143/IBERM_19_20_booklet.pdf

Se ha dado también a conocer la temporada de La Filarmónica (https://www.lafilarmonica.es/es/temporada-1920-1), que también tiene bocados de enjundia. La notable Sinfónica de la Radio de Frankfurt se presenta con el brillante y cada vez más asentado colombiano Andrés Orozco-Estrada, en un programa dominado por obras de Richard Strauss. El Stabat Mater de Pergolesi es el principal foco del concierto del estupendo grupo Forma Antiqua que dirige Aarón Zapico y que contará para la ocasión nada menos que con Carlos Mena. Ese revolucionario pero interesante músico que es Teodor Currentzis viene en esta ocasión con la Sinfónica de la SWR de Stuttgart, y con un precioso programa: Muerte y Transfiguración de Strauss y Primera de Mahler. Se anuncia, aunque teóricamente había dicho adiós, la visita de la formidable Maria Joao Pires en un programa sin desperdicio: la última Sonata de Beethoven y Nocturnos y Valses de Chopin. El titular del Mariinski, Valery Gergiev, repite al frente de su conjunto, y en esta ocasión con un pilar del repertorio coral: el Requiem de Verdi. Martha Argerich se encarga del Concierto en sol de Ravel, en un programa en el que la Orquesta de Lucerna y James Gaffigan ofrecerán el infrecuente Concierto rumano de Ligeti y la Sinfonía del Nuevo Mundo de Dvorak. El veterano Pinchas Zukerman empuña arco y batuta al frente de la Royal Philharmonic Orchestra para un programa ambicioso: Variaciones sobre un tema de Haydn y Segunda Sinfonía de Brahms más el comprometido Concierto para violín y orquesta de Beethoven, la típica obra en la que el mínimo fallo de entonación se detecta. Pero en conjunto, una temporada de muy alto nivel e interés. Las entradas para estos ciclos no son baratas, desde luego, pero tampoco lo son las de los grandes grupos rockeros y la gente llena los eventos por decenas de miles. Y, en proporción, el resultado es mucho mejor que el de algunos bolos vendidos a precio de manjar… ya saben a quien me refiero… sí, al sinónimo y a algunos otros de las cercanías.

Aprovecho para dejarles aquí la última entrada de mi blog para Scherzo: http://scherzo.es/blog/divulgacion-o-populismo/. A propósito de este artículo, Luis Cobos actúa en el Real el viernes 10. Apenas quedan entradas, y para quienes se quejan de los precios de los ciclos que les acabo de presentar, les diré que las que quedan en la web del Real oscilan entre los 80 y 90 euros para las zonas C, D y E. Las más caras y las más baratas están agotadas. En «agencias,» la entrada de paraíso para ver a este artista del corta-pega cuesta 109 euros, y las butacas de patio se están vendiendo a 270. Hay que ver lo que da de si el bricolaje musical cuando se vende bien. Definitivamente la agitación meníngea está teniendo efectos secundarios mucho más perjudiciales de lo que cabía esperar. Estoy como aquel amigo que decía eso de «Me deprimo de Rivera…»

 

Dislike
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.