Rafael Ortega Basagoiti

Música ante la muerte: del dolor, la paz, el drama y la esperanza

Un poco harto de la invasión (otra americanada) de Halloween, esta mañana pensé que en realidad la música nos ofrece a lo largo de la historia un curioso recorrido sobre las distintas maneras que muchos compositores han tenido de entender la música para las celebraciones fúnebres, porque en ella está, como es natural, el diverso entendimiento de la muerte. Por mencionar sólo algunas de las obras más destacadas, el tránsito desde la severa pero a la vez imponente austeridad de las misas de difuntos de Tomás Luis de Victoria o Cristóbal de Morales (pueden escuchar un fragmento del primero, en la interpretación de Música Ficta, con dirección de Rául  Mallavibarrena, aquí (https://www.youtube.com/watch?v=4CcVpnTe8MQ) hasta el desgarro del Requiem de Guerra de Britten (compuesto en 1962) pasando por la visión esperanzada y hasta luminosa que Gabriel Fauré ofrece en su Requiem (1886-88), la serena y grandiosa aproximación de Brahms (1868), los dramas de Mozart (1791) y Verdi (1874) o el tremendo y monumental Requiem de Berlioz (1837) es una ocasión extraordinaria para el oyente de experimentar un abanico increíblemente variado de emociones, de acercarse al dolor, al lamento y el desgarro, pero también, muy especialmente en los casos de Brahms y Fauré, a la esperanza y la paz. Les dejo aquí tres interpretaciones completas, todas ellas grabadas en vivo, y creo que consiguiendo todas ellas una atmósfera de singular intensidad.

El Requiem de Brahms, bajo el título Un réquiem alemán, una grandiosa meditación con textos de la biblia luterana, llega de la mano de Claudio Abbado en un concierto celebrado en la Musikverein vienesa en 1997, con motivo del centenario de la muerte de Brahms. El milanés dirige a la Filarmónica de Berlín (de la que era titular en aquel momento), el Coro de la Radio Sueca, con Barbara Bonney (soprano) y Bryn Terfel (barítono): https://www.youtube.com/watch?v=AOoWUIyBn0Y

El espectacular y, en efecto, muy teatral Requiem de Verdi, escrito en 1874 bajo la fuerte impresión que al músico le produjo la muerte de su compatriota Alessandro Manzoni, pueden escucharlo aquí en una multitudinaria pero impactante interpretación perteneciente a los populares Proms londinenses en su edición del año 2011. El ruso Semyon Bychkov dirige a la Sinfónica de la BBC, con tres coros (Coro de la Sinfónica de la BBC, Coro de la Filarmónica de Londres y Coro Nacional de la BBC de Gales) y los solistas Marina Poplavskaya (soprano), Mariana Pentcheva (mezzo), Joseph Calleja (tenor) y Ferruccio Furlanetto (bajo). Como siempre en el caso de los Proms, el concierto contiene una presentación que incluye una breve entrevista con Bychkov: https://www.youtube.com/watch?v=aXVsw8w7VeQ

Por último, el sorprendente, sencillo y luminoso Requiem de Fauré, se cierra de manera muy significativa aunque inhabitual con un número titulado In Paradisum, que expresa de manera inequívoca el entendimiento que el compositor tiene de la muerte como camino hacia una felicidad superior. Se puede o no coincidir con ese planteamiento, pero esta música que se aleja del dolor es de una belleza indiscutible. Nos llega aquí de la mano de Paavo Järvi al frente de la Orquesta de París y su coro, con Chen Reiss (soprano), Matthias Goerne (barítono): https://www.youtube.com/watch?v=8X5_j766tdc 

La materia daría para mucho más, pero espero que disfruten de estas muestras.

Dislike
Compartir

3 thoughts on “Música ante la muerte: del dolor, la paz, el drama y la esperanza

  1. Hola, absolutamente de acuerdo en lo de que a mí tampoco me gusta ni me ha gustado nunca esta fiesta de Halloween.. desvirtúa bastante a la nuestra propia de «Difuntos», pero ya en la época escolar de mis hijos me tocó hacer disfraces y de todo un poco, al final te habitúas a ella, aunque no te guste y agradecida inmensamente a las recomendaciones musicales, que no por conocidas no merecen ser oídas una y otra vez y en eso estoy. Un abrazo.

  2. Hola, también comparto el disgusto por la «fiestecita yanki». Los ejemplos de «música de difuntos» que has compartido en los enlaces, son una buena muestra de las opciones que podemos tener al enfrentarnos a las emociones que suscita la imagen y el sentimiento de la muerte. Muchas gracias por tu generosidad. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.