Rafael Ortega Basagoiti

De Tallis a Vaughan Williams, ¿un por qué sin respuesta?

En la Inglaterra del siglo XVI, un estupendo compositor, Thomas Tallis, escribía música para el servicio de las capillas reales, desde Enrique VIII a Isabel I. Entre las muchas obras compuestas por Tallis, se encuentran nueve cantos sobre salmos recopilados por Matthew Parker, primer arzobispo anglicano de Canterbury. El tercero de estos cantos, titulado “Why fum’th in fight the gentiles spite?”, que podría traducirse como “¿Por qué luchar contra el rencor de los gentiles?” llamó la atención, cuatro siglos después, de otro compositor británico, Ralph Vaughan Williams.

El canto de Tallis es bellísimo pero descarnado, hasta rotundo. Sin embargo, Vaughan Williams compuso su Fantasía sobre un tema de Thomas Tallis tomando como base ese tema pero tratándolo exclusivamente con las cuerdas y con una disposición especial: una orquesta de cuerda completa, otra separada, con un atril de cada sección, y finalmente, un cuarteto de cuerda.

Sin embargo, lo que es más importante es lo que Vaughan Williams construye, desde el susurro inicial, casi una plegaria, hasta el clímax (presten atención desde el minuto 11:10, los siguientes minutos ponen la piel de gallina) que consigue el mismo desgarro que el expresado por Tallis en su canto. Una suerte de peculiares variaciones que crecen y crecen en intensidad hasta llegar a ponernos los pelos de punta en un canto que tiene mucho de desgarrado dolor en su interrogación, como una suerte de énfasis por momentos casi suplicante en ese “Why” inicial, ese “¿por qué?” que queda sin contestar.

Espeluznante partitura, que no extraña haya sido citada en películas, desde Master and Commander hasta La Pasión de Cristo. Y es curioso, esto de por qué luchar contra el rencor de los gentiles me trae a la memoria una idea que me da vueltas hace unos días. Porque, en efecto, luchar contra el rencor puede ser inútil… y doloroso.

Les dejo enlaces al tema original de Tallis, en las voces fantásticas de The Sixteen:

https://youtu.be/cMxDt2KIwpk

Y a la Fantasía sobre un tema de Tallis, de Ralph Vaughan Williams, en las manos de Lenny Bernstein, al frente de la Filarmónica de Nueva York:

 

Dislike
Compartir

5 thoughts on “De Tallis a Vaughan Williams, ¿un por qué sin respuesta?

  1. Estimado Rafael, cuando es una cuestión de honor, siempre vale la pena sufrir en la batalla, aunque de antemano nos sintamos vencidos y dudemos de la inutilidad de la gesta.
    Un afectuoso saludo.

  2. Hola Rafael, es impresionante y bellísimo. Esta época y estos compositores han formado parte de mi vida. Y siempre me ponen la carne de gallina. Muchas gracias por tu comentario.

  3. Ciertamente el uso que hace de la obra de Vaughan Williams la película «Master and Commander» es extraordinario. En la banda sonora salen también Bach, Corelli, Mozart, Boccherini…..la verdad es que con esta obra y con «La alondra elevándose», aunque no hubiera escrito nada más, Vaughan Williams se labró un pedestal más que notable….

Responder a Fernando Calleja Rosique Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.