Rafael Ortega Basagoiti

BRILLANTE APERTURA DE LA TEMPORADA DE LA OCNE

Madrid. Auditorio Nacional. Sala Sinfónica. 24-IX-2021. Orquesta y Coro Nacionales de España. Director: David Afkham. Director del coro: Miguel Ángel García Cañamero. Solista: Miguel Colom, violín. Sibelius: Concierto para violín y orquesta Op. 47. Schumann: Nachtlied, Op. 108. Sinfonía nº 3 “Renana” Op. 97.

Este fin de semana se inicia la temporada 21-22 de la ONE. El jueves abrió sus puertas también el Real (más sobre el asunto luego), y también empiezan su andadura otras formaciones y ciclos en la capital, con la buena noticia de la recuperación de aforo completo.

Analizar con cierto detalle las temporadas densas de tantas entidades en la capital resulta poco menos que empresa imposible salvo que afrontemos un artículo de una extensión a todas luces poco compatible con lo que se espera en un blog, de forma que he listado los enlaces donde pueden encontrar la programación de los diferentes ciclos sinfónicos y de cámara, además del operístico del Real. Solo queda decir que, si no viene el virus a jorobar, la temporada se presenta intensa y muy atractiva. El desfile de solistas y batutas importantes es de altura, y la combinación de repertorio bien conocido con obras mucho menos transitadas o estrenos parece satisfactorio, aunque ya se sabe que, en ese aspecto, eternos disconformes, haberlos, haylos.

La ONE centra su temporada a base de hilos conductores, dos de ellos muy presentes en el primer concierto: Schumann y “el gran violinismo”. Del primero se nos ofrecía el raramente escuchado Nachtlied Op 108, obra de madurez (1849) para coro y orquesta sobre versos de Friedrich Hebbel. Partitura serena, por momentos un punto oscura, traducida con excelente atmósfera por Afkham y los conjuntos nacionales, con los miembros del coro aún muy distanciados pero luciendo un admirable empaste.

En la segunda parte, la Renana, última de las sinfonías escritas por Schumann, aunque penúltima en la numeración. La Renana es quizá la más extrovertida y efusiva de las sinfonías del músico de Zwickau, algo que resulta evidente desde el rotundo y enérgico comienzo. Es una obra que pide vitalidad, exaltación, incluso cierta urgencia, aunque en determinados momentos, especialmente el tercer movimiento, el encanto lírico tenga un espacio generoso. Tuvo todo ello, en dosis plenas, la estupenda lectura de Afkham y la orquesta Nacional. El joven titular de la Nacional cada vez se entiende mejor con sus conjuntos, y su mando, preciso y claro, dibujó una magnífica, exultante versión de la Renana, planteada además con exquisita claridad de texturas (algo nada fácil en el corpus sinfónico de su autor) e impecable construcción, con clímax y tensiones perfectamente elaborados.

En medio, la primera muestra de ese otro hilo conductor: “el gran violinismo”. Vamos a tener distinguidos violinistas, españoles (Colom, Valderrama) y extranjeros (si sumamos a los que vienen con la ONE los presentes en otros ciclos, tendremos a Bell, Batiashvili, Kavakos, Julia Fischer y Benedetti entre otros). Abría el fuego esta semana el madrileño Miguel Colom (1988), concertino de la formación, nada menos que con el Concierto de Sibelius. La semana que viene es el turno del canadiense James Ehnes, que tendrá ante sí otro “coco”: el Concierto de Brahms (que en diciembre nos llegará en las manos de Kavakos, en el ciclo de Ibermúsica).

Quien esto firma, que a estas alturas de la película ha escuchado unos cuantos cientos de veces los conciertos más conocidos del repertorio (algunos, como el de Brahms, a luminarias como Menuhin, Oistrakh o Stern) cree que hay pocos conciertos tan comprometidos y expuestos como el del compositor finlandés. La suya es una creación de extraordinaria y sobrecogedora belleza, pero enfrenta al solista a un verdadero rosario de dificultades, y además, en muchas ocasiones, completamente desprovisto de soporte orquestal. Para añadir más leña al fuego, el acompañamiento, precioso en si mismo, no resulta nada fácil de cuadrar.

Colom nos muestra semana a semana que es un formidable concertino, y el viernes nos demostró (en realidad ya lo había hecho en otras ocasiones) que es un estupendo solista. Su susurrado inicio del Concierto de Sibelius, con un tempo sereno, ya apuntó en la dirección de un acentuado lirismo. Lució un precioso sonido, lleno, con excelente presencia y ancha dinámica, riqueza de color, estupenda afinación (sometida esta a inclemente y repetida prueba por Sibelius) y arco ágil y enérgico pero preciso y nunca tosco. Fue la suya una bellísima lectura, plena de sensibilidad y efusión lírica, con envidiable brillantez en el final.

Al éxito, grandísimo, respondió Colom con un regalo inhabitual: los Recuerdos de la Alhambra de Tárrega, que en el arreglo violinístico funciona solo a medias, pero que difícilmente puede hacerlo mejor de lo que lo hizo en las manos de Colom.

Al final del concierto, Afkham, cuyo español mejora por días, agradeció al público que llenaba (hasta donde el aforo permitía) el auditorio su presencia, y regaló una muy bella lectura de La amorosa, una de las Diez melodías vascas de ese pedazo de compositor llamado Jesús Guridi, del que justamente el sábado 25 de septiembre se cumplían 135 años de su nacimiento. Espléndido concierto, pues, para abrir una temporada que propone cosas muy atractivas.

En breve apunte de lo más destacado de la misma en sus distintos ciclos (ya dije antes que un análisis exhaustivo escapa a las dimensiones de un artículo de blog), y además de los temas ya mencionados, cabe destacar, en cuanto a solistas, que la nómina de pianistas es igualmente significativa (Kissin, Rana, Argerich, Goerner, Pollini, Bezuidenhout, Schiff, Abduraimov, Leonskaja, Cho, de Solaun, Rodiles), como también lo es la de directores (Barenboim, Chailly, Jurowski, Koopman, Gimeno, Pappano, Rouvali, Haïm, Saraste, Currentzis, además de Afkham, Mena, Macías Navarro, Martín o González). En el ciclo de la ONE conviene no perderse el evento especial de la ópera en versión de concierto, que en esta ocasión es nada menos que la Salomé de Strauss con la dirección de Afkham, que cerrará la temporada nada menos que con el Requiem Alemán de Brahms.

La ORCAM estrena directora (Marzena Diakun) y su programación es variada y atractiva, y en el CNDM encontramos a Savall (cantigas de Alfonso X), Benjamin Alard o Philippe Jaroussky (atención al Radamisto de Handel con Il Pomo d’Oro). Si, hay también repeticiones que se podrían evitar, pero que, por otra parte, darán lugar a interesantes contrastes: la Misa en si menor en las manos de Hengelbrock (CNDM) y Afkham (ONE) es un ejemplo. El Real, por su parte, es siempre una incógnita, especialmente en lo escénico. Pero, programa en mano, parece que Partenope de Handel, Bohème de Puccini (con la siempre fascinante Ermonela Jaho), El Ángel del Fuego de Prokofiev con Gimeno en el podio… pero con Bieito en la escena, y Las Bodas de Fïgaro (con Schuen en el papel del Conde) pueden ser los mayores atractivos. Veremos…

ENLACES A LA PROGRAMACIÓN DE CICLOS EN MADRID

La Nacional (http://www.auditorionacional.mcu.es/es/noticias/ocne-21_22-v2.pdf)

Ibermúsica: https://www.ibermusica.es/image/get/-/-/e6e1ddbb92c90e5216cf29781796ebde-pdf/iberm_mg_2_21_22_booklet.pdf
La Filarmónica: https://www.lafilarmonica.es/es/temporada-2021-2022-0

La RTVE https://www.rtve.es/orquesta-coro/programa-conciertos/

La ORCAM https://www.fundacionorcam.org/wp-content/uploads/ORCAM_Programa-21-22.pdf

CNDM: http://www.cndm.mcu.es/sites/default/files/2021-07/Avance21_22%20%28final%29%206MG.pdf

CBA: https://www.circulobellasartes.com/espectaculos/circulo-camara-temporada-21-22/

Fundación March: https://www.march.es/es/madrid/conciertos

Teatro Real: https://www.teatroreal.es/sites/default/files/2021-07/AVANCE%20TEMPORADA%2021_22%20PG%20SIMPLES.pdf

Dislike
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.