Rafael Ortega Basagoiti

Telemann en París

Madrid. Auditorio Nacional. Sala de Cámara. Ciclo Satélites de la Orquesta y Coro Nacionales de España. 17-I-2023. Les Inégales (Pepe Sotorres, flauta; Joan Espina, violín; María Alejandra Saturno, viola da gamba; Daniel Oyarzábal, clave). Telemann: Cuartetos de París (1738) nº 1, 2, 4 y 6.

El ciclo Satélites de la OCNE es una excelente iniciativa (en línea con otras parecidas que se desarrollan por otras orquestas a nivel internacional) que, centrada en la faceta camerística, permite a los músicos de los conjuntos nacionales desarrollar una oferta, diseñada por ellos mismos, adicional y complementaria que enriquece la temporada sinfónica. Hemos tenido ocasión de escuchar varios conciertos de este ciclo en temporadas recientes, siempre confirmadores de la excelente calidad de los músicos de la Nacional. Uno de los habituales de este ciclo es el grupo Les inégales, creado por el violinista Joan Espina, en evidencia de su inquietud por el repertorio pretérito, en el que está bien versado.

El foco del concierto que se comenta de este grupo era una sabrosa muestra de la música de cámara de Georg Philipp Telemann (1681-1767), extraordinario y prolífico compositor… que conoció el éxito y fue muy apreciado en vida, pero cuya estela fue -en lo que al gran público se refiere- eclipsada después por el genio de algunos de sus amigos contemporáneos, muy especialmente cierto Johann Sebastian Bach (y ciertamente no por la voluntad del Cantor, que le apreciaba y mucho). Ello no obsta para que el compositor de Magdeburgo pase por ser una de las principales figuras del barroco alemán y, probablemente, el generador de uno de los corpus camerísticos más abundantes e interesantes de la época.

Nada más lógico pues, para este grupo cuyo nombre tiene evidente conexión con el barroco francés, que escoger una parte de ella especialmente ligada a Francia, en este caso cuatro de los seis Nouveaux quatuors en six suites: à une flûte traversiere, un violon, une basse de viole, où violoncel, et basse continuë, publicados en 1738 con ocasión del viaje de Telemann a la capital francesa, donde los interpretaría (al clave) junto a músicos entre los que encontramos nada menos que a Jean-Baptiste Forqueray. La música, como cabría prever, es deudora del estilo francés de la suite, está construida con notable (y no tan habitual en la época) equilibrio en cuanto al protagonismo instrumental de sus componentes y es de una belleza, elegancia y refinamiento tan completa como inmediata y directa. No es de extrañar que de ella se ocuparan, desde sus inicios, los Harnoncourt, Leonhardt, Brüggen y compañía, ya en los primeros años sesenta.

Lo que escuchamos hace unos días respondió perfectamente a esa idea. Tanto Sotorres, con una flauta travesera moderna, como Espina, portador de instrumento barroco y excelente adecuación a su estilo, cuidaron especialmente el equilibrio sonoro, de manera que no se viera afectada la más tenue sonoridad de la viola da gamba, cuyo protagonismo, como apunté antes, es mayor que el del simple bajo continuo junto al clave (sirva el quinto movimiento del segundo cuarteto como ejemplo de un diálogo fluido y de iguales entre los dos instrumentos de cuerda y la flauta, y el sexto de la misma obra, en el que tiene pasajes solistas de gran belleza), y que estuvo tañida con excelencia por María Alejandra Saturno. Algo aplicable también a la ejecución, con sonido exquisito, de Sotorres y Espina, y a la atenta y discreta pero creativa realización del conjunto por parte de Oyarzábal.

Interpretaciones estupendas, en fin, para una música deliciosa que debería escucharse más. El genio de Bach es inalcanzable, pero no debemos olvidar que hay otros magníficos autores que convivieron con él. Una preciosa velada, sin duda.

Últimas colaboraciones y noticias más relevantes en Scherzo:

https://scherzo.es/madrid-brillante-retorno-de-la-nacional/

https://scherzo.es/la-comision-de-profesores-de-la-one-expresa-su-postura-sobre-la-renovacion-de-afkham/

Compartir

One thought on “Telemann en París

  1. Fantástico comentario y didáctico como siempre. Y también está Haydn.. jejeje, al que no he dejado de oír desde que nos diste el consejo. Muchas gracias. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.