Rafael Ortega Basagoiti

Orquesta Nacional: ¿Más calma o más cisma?

Según se acaba de anunciar, David Afkham acaba de firmar un contrato por dos temporadas como nuevo director titular (hasta ahora era “director principal”, que, aunque lo parezca, no es lo mismo) y artístico de la ONE. La intención del Ministerio, según declaración de su titular, era desarrollar el proyecto artístico para la orquesta y dar continuidad a lo existente. Opta para ello por dar un poder casi absoluto a Afkham, como si consideraran que todos los males de la tempestad vivida por la orquesta vienen de Alcaraz, a quien ya se le ha dicho que no continuará. Sin embargo, caben varias dudas sobre la oportunidad de esta decisión, sobre todo en lo que toca al incremento del poder de Afkham en la orquesta.

Y van más allá de la simple concentración de poder, por demás siempre peligrosa de por sí, En primer término, hay que recordar que no hace ni un mes del artículo de La Razón, recogido en este mismo blog, y que además no era el primero, en el que se mencionaban resultados bastante demoledores de una encuesta interna en la que los tiros no sólo iban contra Alcaraz, sino contra el propio Afkham, implicado en más de una decisión discutible, con o sin, eso vayan ustedes a saber, la influencia del Director Artístico y Técnico. Que esa encuesta no está tan lejos de la realidad lo demuestra un ejemplo que vi con mis propios ojos hace unos días. Tras una brillante interpretación de la Sexta de Mahler, cuando desde la orquesta nació aplaudir la excelente labor del alemán, fue muy llamativo observar como salvo los primeros atriles, y los últimos (refuerzos), había en la sección de cuerda (la más afectada por las decisiones mencionadas) un silencio más que elocuente. Yo no dudo de los méritos artísticos de Afkham, director técnicamente estupendo y en evidente progresión, que ha hecho muchísimas cosas buenas, algunas buenísimas. Pero creo que ha estado poco afortunado en algunas decisiones. ¿Es la mejor manera de apaciguar ánimos con la orquesta darle más poder a alguien con quien está enfrentada? ¿O por el contrario, es echar gasolina al fuego? Francamente no lo sé, pero muy tranquilizador no parece. Hay otra cuestión, tampoco baladí. Las competencias del puesto que era de Alcaraz quedan ahora limitadas a la “dirección técnica”, dado que la cosa artística queda en manos de Afkham. Habrá que ver cuál es el entendimiento con quien llegue (proceso abierto) como director técnico. Pero sobre todo, habrá que ver si el joven Afkham, estupendo director musical, es igual de diestro en la batuta de la negociación, el diálogo y el acercamiento con la orquesta, materias en las que, por lo que parece, hasta ahora no ha brillado. La ONE es una buena orquesta, que podría mejorar mucho sin duda. Pero no lo hará con enfrentamientos. Temo que esta decisión del INAEM parezca a muchos una bofetada a la orquesta, y no estoy seguro de que ese sea el mejor camino. Dicho todo lo anterior, deseamos desde estas líneas los mejores éxitos al maestro Afkham, y esperemos que, además de brillante con la batuta, tenga lucidez, calma, apertura de miras, empatía e inteligencia emocional en el no fácil cometido que acaba de añadir a su mochila profesional. Su éxito, a buen seguro, será el de la ONE. Seguiremos contando…

En los siguientes enlaces pueden encontrar la noticia, incluyendo alguna breve declaración del Director alemán, que se confiesa ilusionado con la perspectiva.

https://www.abc.es/cultura/musica/abci-david-afkham-hace-todo-poder-orquesta-nacional-espana-201902071519_noticia.html

https://www.elmundo.es/cultura/musica/2019/02/07/5c5c7993fdddff71788b4592.html

http://www.scherzo.es/content/david-afkham-nuevo-titular-de-la-one

https://elcultural.com/noticias/escenarios/Afkham-amplia-poderes-para-pacificar-la-OCNE/13039

https://www.beckmesser.com/david-afkham-nombrado-director-titular-de-la-orquesta-nacional-de-espana/

 

Dislike
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.