Rafael Ortega Basagoiti

Handel – Israel en Egipto

En un par de semanas, el domingo 14 de abril, dentro de ese estupendo ciclo que es el Universo Barroco del CNDM, se ofrecerá el oratorio Israel en Egipto de Handel, por los excelentes conjuntos ingleses The Sixteen (Coro y Orquesta) de la mano de su titular y fundador, Harry Christophers. De Handel se escucha por estos lares muchísimo El Mesías, y se han ofrecido versiones interesantes (algunas muy interesantes) de ciertas óperas, pero en el terreno del oratorio no se suele escuchar mucho más allá de El Mesías, y desde luego no abunda esta partitura, a menudo infravalorada, creo que injustamente. Así que no viene mal un cierto recordatorio. En el otoño de 1737 no atravesaba Handel su mejor momento. Su género preferido, la ópera italiana, empezaba a cansar a los ingleses, que recibían con frialdad, cuando no con rechazo, sus últimos títulos operísticos. El de Halle comenzó a inclinarse a la que habría de ser su gran baza en el tramo final de su vida: el oratorio sacro con textos en inglés. La muerte de la Reina Carolina, que había apoyado y protegido a Handel, fue sentida por el compositor como algo muy cercano. El himno fúnebre compuesto por Handel por encargo del Rey, con el titulo The Ways of Zion do mourn, habría de convertirse, no mucho después, en la primera de las tres partes de que constaría el oratorio Israel en Egipto. A esta primera parte, que en el oratorio pasó a titularse Las lamentaciones de los Israelitas por la muerte de José se añadieron otras dos, el Éxodo y El Canto de Moisés. Los textos, de procedencia bíblica (fundamentalmente del Éxodo y el libro de los Salmos) fueron recopilados de forma apresurada, presumiblemente mientras Handel daba forma a otro oratorio (Saúl), y no se sabe con precisión si el autor de tal recopilación fue el propio Handel o tal vez Charles Jennens, que posteriormente sería el autor del libreto de El Mesías. Israel en Egipto, presentado el 4 de abril de 1739, fue un fracaso. Quizá por ello se intentó su acortamiento, y es rara la vez que se interpreta hoy en día en su totalidad (las tres partes), aunque Andrew Parrott y Stephen Cleobury lo han llevado al disco con este formato. Lo que se suele escuchar hoy en día son las partes II y III (Éxodo y Canto de Moisés). Y en esas dos partes se encuentran algunos de los coros más brillantes del compositor, en una partitura en la que es el Coro quien lleva la parte del león. Las arias, hermosas pero escasas, tienen respecto a otros oratorios (los mencionados Saúl y Mesías, pero también Solomon o Alexander´s Feast) un papel evidentemente secundario. En los coros, Handel luce su gran instinto dramático, para producir una música, igual que hacía en las óperas, de gran efecto en la creación de climas y atmósferas. Para muestra tres botones, todos en la versión que creo más conseguida de la discografía: English Baroque Soloists, Monteverdi Choir. Director: John Eliot Gardiner. Sirvan como aperitivo para la visita de Harry Christophers y sus conjuntos.

Coro He gave them hailstones (Él les envió granizo): https://www.youtube.com/watch?v=dRFpjKKzwwU

Coro Moses and the children of Israel (Moisés y los hijos de Israel): https://www.youtube.com/watch?v=LJjn2RNLrgg&list=PL2k8ekJXk4nVQLU75EAz7bEJD2pKh19He&index=13

Coro final The lord shall reign for ever and ever (El señor reinará por siempre): https://www.youtube.com/watch?v=1umNqcx-bt8&list=PL2k8ekJXk4nVQLU75EAz7bEJD2pKh19He&index=26

Si pueden… no se pierdan el concierto.

Dislike
Compartir

2 thoughts on “Handel – Israel en Egipto

  1. Todavía recuerdo el impacto que para mí fue escuchar esta obra por primera vez en la Semana de Música Religiosa de Cuenca de hace muchos años a la Orquesta y Coro de la Academy of St. Martin in the Fields en la entonces Iglesia de San Pablo, hoy Parador Nacional. Una maravilla de obra

    1. Lo recuerdo bien porque tuvimos el mismo impacto. Dirigía Laszlo Heltay, el director del Coro de la Academy. Y escuchamos por primera vez a Charles Brett, un magnífico contratenor. Era tan poco habitual entonces escuchar aquellas voces que su biografía aclaraba que estaba casado y tenía dos hijos, ¡no fuera a ser que alguien se pensara lo que no era! Un descubrimiento todo aquel concierto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.