Rafael Ortega Basagoiti

Charcos grancanarios

Hace algún tiempo que he tratado en este foro algunos hechos bastante oscuros, con un tufillo, digamos, raro, en los entresijos de algunas orquestas sinfónicas. En el ojo del huracán están los nombramientos, audiciones y demás parientes. Uno de los primeros artículos que publiqué después de abrir este blog, se titulaba precisamente ¡Bravo, Desierto! (https://www.enfumayor.com/2018/07/24/bravo-desierto/), recogiendo en guasa el perfil de Facebook de un músico anónimo que se autotitulaba “Desierto, ese gran músico que gana todas las plazas” para denunciar, con toda la razón, la repetición, cada vez menos creíble, del fenómeno de convocar audiciones para plazas en orquestas que, una y otra vez, y pese a haber decenas de candidatos, quedaban sospechosamente desiertas.

En aquella ocasión, comentaba, entre otras cosas, el extraño fenómeno ocurrido en la Filarmónica de Gran Canaria, que había convocado varias plazas (detalles en el artículo citado) y las había dejado todas desiertas. No era eso nuevo, pero sí lo fue que los candidatos rechazados, o sea, todos, recibieran poco después un correo electrónico agradeciendo su participación (la broma suponía pagar un viaje a Canarias para la audición) y mostrando una sorprendente (y sospechosa) disposición de la orquesta a contar con los candidatos susodichos (repito, rechazados) como refuerzos. La cosa, convendrán conmigo, olía a tomadura de pelo. No vales para plantilla pero me gustaría contar contigo, digamos, a menudo.

La consejera de cultura canaria, Guacimara Medina, ya se metió en un charco cuando, pocos meses después de firmar un contrato con Charles Dutoit para dirigir un concierto que tendría lugar en marzo de este año, decidió cancelarlo porque el concierto (celebrado pocos días después del 8M) “debía dirigirlo una mujer” (según ella, claro), contratando con tal propósito a la china Xian Zhang (https://www.abc.es/espana/canarias/abci-directora-xian-zhang-sustituira-charles-dutoit-gran-canaria-202002211704_noticia.html), aunque la broma le costaría al erario 30.000€ de indemnización para el maestro suizo.

La china canceló por motivos de salud debidamente acreditados, y se contrató entonces a Leif Segerstam, que desde luego no es una mujer y que venía, para colmo, precedido de supuestas declaraciones machistas (https://www.abc.es/cultura/musica/abci-hombre-dirigira-concierto-discordia-orquesta-filarmonica-gran-canaria-202003100142_noticia.html). El despropósito (aunque supongo que Dutoit le tendrían que indemnizar de todas formas) no llegó a culminar porque la explosión vírica obligó a cancelar el concierto. Había una entrevista memorable con la ínclita consejera canaria cuyo enlace cité yo en un artículo guasón escrito para Scherzo (https://scherzo.es/ignorantisimos-despistadisimos-o-tal-vez-otros-isimos/), pero lamentablemente, mecachis, el audio en cuestión ha desaparecido ahora según acabo de comprobar. En esa entrevista ahora desaparecida, la consejera le recordaba al titular de la Filarmónica, Chichon, que el Cabildo puede alterar cualquier programa musical, materia en la que, por lo que se ve, el director de la orquesta pinta más bien menos que lo político. ¿Les suena?

Y mira por dónde resulta que hace poco se abrió el proceso de selección para nuevo gerente de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria. Al frente del mismo, cómo no, estaba la inefable Guacimara, qué boda sin la tía Juana. Así que el 1 de agosto se anunció a bombo y platillo el nombramiento del violinista y gestor Christian Roig como nuevo gerente de la orquesta (https://www.canarias7.es/cultura/violinista-gestor-valenciano-20200801214204-nt.html). Aunque no deja de causar cierta sorpresa que alguien cuyo curriculum gestor se limite, de momento, a haber llevado las riendas de una orquesta de lance (la Orquesta Verum), lo cierto es que tampoco me constan los méritos de los demás candidatos, por lo que, en principio, no habría nada especial que objetar a falta de más completa información para un mejor criterio.

Sin embargo, apenas unos días después, el medio local Canarias7 publica una noticia que recoge la presentación de un recurso de alzada y una protesta formal contra este nombramiento (https://www.canarias7.es/cultura/presentan-recurso-alzada-20200811183608-nt.html). En el trasfondo está la apertura de un segundo periodo de subsanación de la documentación presentada, que no figura en las bases, gracias al cual el candidato finalmente elegido pasó de estar excluido a tener la mejor puntuación. Median también un par de llamadas telefónicas contradictorias de una empresa de selección en el plazo de apenas 24 horas, y se siembran dudas sobre que el candidato tenga el nivel de inglés exigido en la convocatoria.

Poco después, otro candidato presenta un segundo recurso de alzada, alegando violación de la estipulación séptima de las bases, porque “en ningún caso se podrá recibir nueva documentación a la enviada durante el plazo de presentación de instancias”, cosa que, según parece, ocurrió en el caso del candidato elegido finalmente (https://www.canarias7.es/cultura/segundo-recurso-concurso-20200813023257-ntvo.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.google.es%2F). A la espera de que se resuelvan los mencionados recursos, han salido a la luz nuevos detalles, que podrían apuntar a un escenario de “enfrentamiento” de la gran Guacimara con el actual titular, Karel Marc Chichon (https://www.canarias7.es/cultura/cabildo-pregunta-sobre-20200812184807-nt.html), además de insinuar que, quien finalmente sea nuevo gerente de la orquesta, podría quizá enfrentarse a una drástica (50%) reducción presupuestaria.

De momento, el Cabildo guarda silencio. No es la primera vez, ni será la última, que en este tipo de concursos se presentan recursos. Pero los datos apuntados, sobre todo esos plazos de subsanación, esa intervención rara de la empresa de selección… no pintan bien, sobre todo en una orquesta en la que los antecedentes, como he comentado, no son los mejores en términos de transparencia. Sería bueno, para evitar más sospechas, que, además de las puntuaciones obtenidas por los otros candidatos, se hicieran públicas las valoraciones de méritos de todos ellos, incluidos CV, inglés, etc. Dejar en el aire sospechas, cuando se tienen los antecedentes mencionados, no es bueno ni ayuda tampoco al candidato elegido, en el caso de que su nombramiento se confirme. Porque si todo el proceso ha seguido las buenas prácticas, nadie debería tener objeción a poner todas las cartas sobre la mesa y que todos pudieran ver, paso a paso, cómo se ha desarrollado el asunto. El primero, supongo, el propio Roig, al que, insisto, no le ayuda la especialidad que tiene la inefable Guacimara para los charcos.

Dislike
Compartir

2 thoughts on “Charcos grancanarios

  1. Lo lamentable también es que no se publiciten la lista de candidatos para que la prensa especializada pueda escrutar los perfiles , para que cuando se produzca el fallo pueda ejercer la crítica respaldando o cuestionando en virtud del fallo la idoneidad del elegido, y sería un contrapeso a las decisiones meramente políticas y no musicales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.